Financiación y Ayudas

La financiación es una parte imprescindible para la creación del negocio y que influye directamente en la decisión de constituir la empresa. Una vez que se sabe cuál es la inversión total y el gasto inicial para la puesta en marcha, deberán buscarse los recursos necesarios.


Esta búsqueda de financiación y de recursos económicos para la empresa la podemos obtener por diferentes vías:


• Fuentes Propias. Es la financiación que proviene de los recursos propios del emprendedor.
• Fuentes Ajenas. Cualquier tipo de financiación que provenga de terceros ajenos a la empresa: financiación de particulares (familiares y otras fuentes), financiación bancaria (a través de créditos, préstamos y descuentos), financiación de otro tipo de empresas (sociedades de garantía recíproca, entidades de capital riesgo, business angels, leasing, renting, etc.)
• Apoyo a la inversión. Ayudas y subvenciones generalmente provenientes de instituciones y Administraciones Públicas. Son recursos que obtiene la empresa de organizaciones de carácter generalmente público. Suelen consistir en préstamos o ayudas a fondo perdido para fomentar la creación de empresas.

Ayudas y Subvenciones


Las ayudas y subvenciones para la creación de empresas son una forma de financiación importante para las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas).
Estas ayudas y subvenciones pueden consistir generalmente en la concesión de préstamos a un tipo de interés más barato que el que ofrecen los bancos, en financiar parte de los intereses de los préstamos firmados con entidades financieras, ayudas a fondo perdido y también bonificaciones o rebajas en los impuestos (fiscales o laborales).


Podemos encontrarnos con programas de ayudas de entidades privadas (de Fundaciones o Asociaciones) o de las Administraciones Públicas, siendo esta la más habitual. 


Las Administraciones Públicas (Ayuntamiento, Comunidad Autónoma, el Estado, o la Unión Europea), pueden ofrecer programas de ayudas y subvenciones publicando para ello Bases y Convocatorias en las que se establecen los requisitos y plazos para poder solicitar esas ayudas. La solicitud de ayudas y subvenciones no asegura nunca que éstas sean concedidas, pero tendremos muchas posibilidades si se cumplen todos los requisitos, se presenta dentro de plazo y existe partida presupuestaria. Pero hasta que sea resulta nuestra solicitud de ayuda pueden pasar muchos meses, por lo que no conviene considerarlas como recursos disponibles a la hora de realizar el plan de financiación. Normalmente las ayudas y subvenciones a fondo perdido pueden sernos ingresadas una vez transcurridos varios meses de funcionamiento de la empresa, por lo que esas ayudas no sirven para financiar la puesta en marcha de nuestro negocio. Las ayudas consistentes en financiación (préstamos) o las consistentes en bonificaciones o rebajas de impuestos (fiscales o laborales) sí pueden coincidir con el inicio de la actividad.

Tipos de ayudas y subvenciones


Con carácter general la clasificación de las ayudas más significativas es la siguiente:


• Ayudas al autoempleo. Son ayudas destinadas a aquellas personas que han iniciado su actividad como autónomo, es decir, que se hayan dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social. Suelen ser ayudas a fondo perdido, con una serie de requisitos que deberá cumplir el emprendedor.

• Ayudas para la promoción de la Economía Social. Son subvenciones dirigidas a la creación de empresas Cooperativas y Sociedades Laborales.

• Programas específicos para jóvenes y mujeres. Es frecuente encontrar ayudas para la creación de empresas por mujeres y programas especiales para jóvenes emprendedores.

• Microcréditos. Son préstamos de pequeño importe que se pueden conceden sin garantías o avales dirigidos a personas que tengan dificultades para acceder a las fuentes de financiación por carecer de garantías e historial crediticio.

• Subvenciones a la inversión. Suelen ser ayudas a fondo perdido o financieras que se conceden a la creación de empresas consistentes en financiar la adquisición de determinados activos. También pueden destinarse a financiar los gastos de constitución, etc.

• Otras ayudas. Aquí pueden englobarse otras ayudas como servicios de asesoría gratuita, ayuda a la confección de planes de negocio, rebajas de impuestos (fiscales y laborales, habrá que consultarlos en la Agencia Tributaria y en la Seguridad Social).


DETALLE SOBRE FINANCIACIÓN A LARGO PLAZO Y LÍNEAS DE AYUDA Y SUBVENCIONES

Normalmente nos encontramos con Entidades dependientes de la Administración (Central, Autonómica o Europea) que ofrecen líneas de financiación para incentivar o promover la iniciativa empresarial y el desarrollo del tejido empresarial. Son las denominadas líneas de ayudas financieras para empresas, que suelen consistir en préstamos con una serie de requisitos que previamente debemos conocer: plazo de amortización, tipo de interés, destino del importe del préstamo (activos fijos nuevos y raramente se permiten para la compra de activos fijos usados o circulante), comisiones, etc. Normalmente se publican diferentes programas de financiación que suelen tener una validez temporal de un año y con un plazo para la formalización de las operaciones; pasado ese plazo hay que esperar a que nuevamente se vuelva a aprobar esas líneas o programas de ayudas; por lo que suele ser una información muy dinámica y variable. 


Por tanto, más que conocer con exactitud los programas de ayudas a la financiación que existe en cada momento, es más importante conocer la “fuente” o entidad que suele convocar esas ayudas.

Actualmente podemos encontrar programas o líneas de financiación para empresas y emprendedores con las siguientes Entidades u Organismos:

- Instituto de Crédito Oficial (ICO), dependiente del Ministerio de Economía. Suele ofrecer préstamos con tipos de interés fijos o variables (con un tipo de interés referenciado semestralmente por el propio ICO). www.ico.es

- Empresa Nacional de Innovación (ENISA), dependiente del Ministerio de Industria. Se centra en proyectos innovadores, emprendedores o sectores económicos muy específicos. www.enisa.es

- Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES, S.A), es una sociedad mercantil estatal para financiación, a medio y largo plazo, a proyectos privados de inversión en el exterior. www.cofides.es

- Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), es una Entidad Pública Empresarial, dependiente del Ministerio de Economía que promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas. www.cdti.es

- Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO), dependiente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Aunque en este año 2012 no ha convocado líneas de financiación propias, es un Organismo de referencia al que consultar sobre posibles líneas de financiación. www.institutofomentomurcia.es

- Instituto de Crédito y Finanzas de la Región de Murcia (ICREF), es una entidad pública empresarial dependiente de la Administración General de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. En el año 2012 no ha convocado líneas de financiación propias. www.icrefrm.es

- UNDEMUR, S.G.R. Sociedad de Garantía Recíproca, con la intervención de capital privado y público de la Administración Regional que se constituye como instrumento de apoyo y promoción económica de las pymes, avalando operaciones de crédito. www.undemursgr.es

- Banco Europeo de Inversiones, de más difícil acceso pero al que también pueden dirigirse principalmente las grandes empresas y Administraciones. www.eib.org

También podemos encontrar alguna red de inversores privados, como la red MurciaBan (Bussines Angels Network), como red de inversores de la Región de Murcia. Estos inversores privados podrán invertir en nuestro proyecto empresarial, formando parte del capital social siempre que se consiga demostrar que se trata de un proyecto viable e interesante para esos inversores.
www.murcia-ban.es


Además, también nos podemos encontrar con líneas de ayuda o de subsidiación de tipos de interés (compensación económica equivalente a una rebaja de tipo de interés ya concedido, previo cumplimiento de los requisitos concretos que se determinen); o bien ayudas a fondo perdido que podrá solicitar una empresa o emprendedor, aunque normalmente no servirá para financiar o pagar la inversión, dado que para recibir la ayuda debe justificarse con anterioridad su compra y pago. 


Estas otras convocatorias de ayudas y subvenciones las podemos encontrar en:

- Servicio Regional de Empleo y Formación. Algún programa de financiación o ayudas para emprendedores y trabajadores autónomos. www.sefcarm.es

- Dirección General de Industria, de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, para programas de ayudas a empresas industriales. www.carm.es

- Consejería de Agricultura, para ayudas y financiación para actividades empresariales agrícolas y ganaderas. www.carm.es

- Consejería de Educación, Formación y Empleo, para ayudas de financiación y a fondo perdido a empresas de economía social (Cooperativas, S.L.L. y S.A.L.). www.carm.es

- Ministerio de Industria, con programas de reindustrialización y equipamientos para empresas. www.mityc.es


Además de todas estas fuentes o posibles entidades que pueden publicar líneas de ayudas y financiación, también pueden publicarse otras ayudas, por lo que hay que estar atentos a cualquier otra posible línea de ayudas que pueda publicarse.

Para que un emprendedor o empresario se decida por una línea de financiación concreta es aconsejable tener la referencia del coste y condiciones de financiación de al menos 2 o 3 entidades diferentes. De la comparación de una oferta de financiación con otras diferentes se podrá valorar si esa opción es la más apropiada. Al final la elección dependerá de aquella que suponga un menor coste en cuanto a intereses y comisiones.
También hay que considerar entre la opción de financiación a través de alguna ayuda o subvención (préstamos del ICO, por ejemplo); o bien a través de financiación directa con una entidad financiera (como préstamo personal, con garantía hipotecaria o aval), quizás en este último caso el tipo de interés sea mayor, pero un préstamo sujeto a una línea de ayuda o subvención nos impondrá una serie de requisitos a la hora de aplicar o gastar dicho préstamo (por ejemplo, que tengamos que presentar las facturas acreditativas de la inversión realizada en activos fijos); sin embargo en un préstamo concedido directamente por una entidad financiera no tendremos las exigencias de “justificación” y podremos aplicar el importe a las necesidades que surjan en la empresa, tanto de inversión como de circulante o gastos corrientes.

Guía de conceptos a analizar para estudiar el préstamo que más nos interese:


-Tipo de interés. Es el precio del dinero al que la entidad financiera le concede el préstamo. El tipo de interés puede ser fijo o variable. El tipo variable suele ir referenciado al tipo Euribor, más un porcentaje adicional. La elección de un tipo de interés fijo o variable será una decisión que deberá tener en cuenta la evolución futura de los tipos de interés.
-Comisión de apertura. Es un porcentaje que se aplica directamente sobre el importe total del préstamo y supone un gasto directo al inicio del préstamo.
-Gastos de estudio. Algunas entidades financieras pueden aplicar este tipo de gasto, aplicado como porcentaje o con un importe fijo, para compensar los posibles gastos para el estudio de la viabilidad de la operación.
-Comisión por cancelación anticipada y parcial. Porcentaje que se aplica al importe que se ingresa antes del vencimiento para cancelar el préstamo (total o parcialmente). Si una empresa o emprendedor quiere tener la expectativa de poder cancelar el préstamo antes de su vencimiento, es importante conocer previamente si nos cobrarán por dicha cancelación.
-Periodo de devolución. También denominado plazo de amortización, es el periodo de tiempo concedido a la empresa para devolver el capital obtenido y los intereses.
-Garantía exigida. Es la garantía exigida por el prestador. Generalmente adopta la forma de hipotecaria (cuando un bien real actúa como garantía) o de aval (cuando alguna persona ajena al prestatario responde de su solvencia, comprometiéndose a pagar si no lo hace el prestatario).
Modalidad de amortización. Consiste en determinar la cantidad y la periodicidad de las cuotas para amortizar el préstamo, pudiendo ser de mensual, trimestral, semestral, anual, etc.


En cuanto a las ayudas financieras que ofrece la Administración (normalmente a través de empresas públicas u organismos autónomos), en ese tipo de préstamos debemos fijarnos, además de en los conceptos a analizar anteriormente indicados, en los siguientes:

- Si ese tipo de préstamo o ayuda de destinarse exclusivamente a inversión en activos fijos nuevos.
- O bien si permite la compra de activos fijos usados o de segunda mano (normalmente deberán ser adquiridos a alguna empresa que tenga esa actividad empresarial, no siendo válidas las compras realizadas a particulares).
- Si se permite que parte del préstamo se destine a gasto en activo circulante (mercaderías, material fungible y de mantenimiento de la empresa, etc.)
- Plazo y forma de justificación: normalmente será necesaria la presentación de facturas y justificantes de pago que acrediten que el préstamo se ha destinado a la finalidad concreta.
- Plazo y requisitos de solicitud. Normalmente en la solicitud deberemos aportar un plan de empresa y presupuesto de la inversión o gasto previsto. Nos podemos encontrar también que se hayan agotado los fondos, aunque todavía estemos dentro de plazo para formalizar la solicitud.
- A quién se debe dirigir la solicitud y documentación y dónde se tramita. Normalmente será a través de una entidad financiera, aunque también a veces se debe dirigir cierta documentación directamente a la Entidad u Organismo que convoca dichas ayudas.

Con toda esta información, será el empresario o emprendedor el que deberá decidir sobre la conveniencia o no del préstamo ofrecido. Siempre es aconsejable dispone de al menos 2 o 3 ofertas de financiación diferentes, para poder la más interesante.