FRUTERIA

Descripción

El sector de alimentación es uno de los más estables en la venta de productos, son los denominados de primera necesidad. Una frutería sería un establecimiento de alimentación especializado en frutas y verduras, sería una frutería tradicional a la que se le podrían añadir otros productos de alimentación básicos (pan, huevos, leche, etc.)
Las frutas y verduras suponen uno de los pilares fundamentales de la alimentación, sana y equilibrada, y son muchos los clientes que prefieren la compra de estos productos en locales especializados en lugar de en las grandes superficies.

Mercado y comercialización

Para la ubicación de nuestro negocio debemos valorar la competencia en nuestra zona de influencia, que podrá ser de negocios similares al nuestro o bien de otro tipo de supermercados y establecimientos de alimentación que ofrecen también frutas y verduras.

La tendencia de compra de una frutería, y en general de los comercios tradicionales de alimentación, es de clientes residentes cercanos al establecimiento, por lo que debemos valorar ese factor y también la posible competencia de la zona a la hora de elegir la ubicación del negocio, siendo preferible las zonas de mayor densidad de población, ya que la demanda de nuestros productos procederá fundamentalmente del entorno próximo a nuestra ubicación.

Para dar a conocer nuestro negocio debemos utilizar todas las posibilidades de promoción, publicidad y difusión que estén a nuestro alcance, como por ejemplo los siguientes:

-Promoción y publicidad del negocio a través de medios locales (radio, etc.) y buzoneo (en esa publicidad podemos incluir promociones y ofertas), internet y redes sociales, etc.

-Realizar degustaciones, como una forma de dar a conocer nuestros productos y que el cliente conozca de antemano su calidad.

-Realizar ofertas y promociones, colaborar con otros establecimientos complementarios (por ejemplo con una carnicería, de modo que los clientes de un establecimiento puedan beneficiarse de descuentos o promociones canjeables en el otro establecimiento, y a la inversa).

-También debemos buscar fórmulas para diferenciarnos de la competencia: poder realizar pedidos por teléfono y llevarlos al domicilio, fidelizar clientes (elaborar un registro de clientes a los que se les aplicaría un descuento, que podría ser directo en cada compra, o bien acumulable mensualmente, etc.).

-Cuidar la imagen de la tienda, buena iluminación, condiciones de higiene, limpieza y orden.

-Introducir nuevos productos: productos ecológicos, con una ubicación y colocación en la tienda diferenciada; incorporar productos que puedan ser atractivos para jóvenes y niños; estudiar la posibilidad de vender productos preparados (lavados, limpios y cortados, listos para su consumo), etc.

Los precios deberán ser competitivos y atractivos para nuestros clientes, buscando la oferta agresiva de ciertos productos a precio muy reducido, de modo que podamos atraer clientes que puedan conocer y comprar otros productos en nuestra tienda, serían los denominados “productos gancho”.

Gastos y viabilidad

La ubicación del local es muy importante, por lo que el éxito de nuestro negocio va a estar muy ligado a la localización y coste de ese local. Podemos valorar las diferentes opciones a nuestro alcance: alquiler o compra de local, teniendo en cuenta su estado de acondicionamiento.

En cuanto al equipamiento para este tipo de negocio podríamos tener los siguientes: cámara frigorífica de capacidad suficiente para la conservación de productos, mostradores y balanza electrónica para la venta de productos, estanterías para exposición de artículos, también podemos ver la posibilidad de incorporar alguna zona de expositores refrigerados, disponer de un vehículo comercial tipo furgoneta que sea suficiente para la provisión y transporte de productos, rótulos, climatización del local, etc.

Según el estado del local y suponiendo que optamos por el alquiler, podemos estimar que, para un local que no necesite obras de acondicionamiento, el coste de inversión inicial para la puesta en marcha de un negocio de este tipo puede rondar los10.000 a 18.000 euros.