ELABORACION Y VENTA DE COMIDAS PARA LLEVAR

Descripción

Esta idea de negocio consiste en la creación de un negocio dedicado a la elaboración y venta de comidas caseras para llevar desde el propio establecimiento, que deberá reunir los requisitos para la elaboración de comidas y para la venta al público.

Cada vez existe mayor tendencia al consumo de platos elaborados, ya que debido al ritmo diario se suele dedicar menos tiempo a la preparación de comidas en casa. Lógicamente esos platos elaborados deben reunir los requisitos que el cliente busca de sabor y calidad, los denominados platos caseros: elaboración de comidas, postres, frutas preparadas y envasadas, ensaladas, etc. Además de la venta de comidas preparadas también se puede complementar con venta de productos de alimentación de primera necesidad, pero sin llegar a ser un comercio de alimentación (bebidas, pan, etc.).


Mercado y comercialización


Podemos encontrarnos con competencia similar o parecida, por lo que será muy importante la diferenciación y la ubicación en zonas retiradas de nuestros posibles competidores. 


Este negocio se dirige a todo el público, pero nuestros principales clientes serán personas trabajadoras que dispongan de poco tiempo para la elaboración de sus propias comidas, personas o familias que quieran disponer de más tiempo libre o personas que quieran organizar una fiesta o celebración. 


Debemos ofrecer una dieta sana y equilibrada, nuestra saludable “dieta mediterránea” y elaborar las comidas con ingredientes naturales y frescos, facilitando al cliente información sobre su origen.


También podemos ofrecernos para servir comidas a restaurantes u otros establecimientos de hostelería.
Además de estar dirigidos a la población en general, para diferenciarnos de la competencia y como líneas a tener en cuenta para la mejora del negocio podemos tener en cuenta lo siguiente: adaptarnos a la demanda de nuestros clientes, buscar la diferenciación ofreciendo productos ecológicos, aprovechar las temporadas especiales (navidad, vacaciones escolares, etc.), adaptarnos a los gustos de otras nacionalidades y ofrecer platos de otros países.


Al tratar con productos perecederos y de ciclo muy corto de duración, para este negocio es necesario diseñar procesos de aprovisionamiento y elaboración de forma eficaz y rentable, sin detrimento de la calidad. Es también muy importante poder implantar el encargo previo de comidas, aunque también se deberá poder atender a clientes inmediatos.


La venta se realizará en el mismo establecimiento, aunque también se podrá barajar la opción de reparto si existen pedidos suficientes, pero eso implicaría la implicación disponer de un vehículo y una persona que realizara esa tarea puntual. 


En este negocio es importante establecer unos precios ajustados, el precio tiene que ser más barato que un restaurante, pero algo más caro que si se hace la comida en casa. El cliente valorará los siguientes aspectos: calidad, comida saludable y precio. 


Es muy importante utilizar todas las vías disponibles para darse a conocer (buzoneo, redes sociales, boca a boca, carteles, promociones, publicidad en radio local, etc.). El negocio debe dar una imagen limpia y ordenada (limpieza, orden, uniformes del personal, logotipo e imagen de empresa, etc.).


GASTOS Y VIABILIDAD

Este negocio necesita de al menos dos personas y de forma puntual también podrían hacer falta otras personas por horas (para la venta, compra de productos, en la cocina, reparto, etc.)

La inversión necesaria podrá ser la siguiente: un local comercial (no hay grandes condicionantes a la hora de elegir la ubicación del local, pero principalmente elegir un local con una zona accesible de aparcamientos) con una zona de “tienda” para atención al público y otra zona de trabajo de cocinas y fregadero que sea visible para los clientes. También una pequeña zona para almacén y aseos.


Los costes para el acondicionamiento del local pueden ser los siguientes: rótulos, lunas del escaparate, cierre, accesibilidad, mostrador, aseos, zona de cocina, climatización, instalaciones (agua y saneamiento, eléctrico, etc.). Según el estado del local será necesaria la realización de más o menos obras de acondicionamiento.


A modo orientativo en cuanto a inversiones: cámaras frigoríficas (podemos ver la posibilidad que algún proveedor las suministre con sus productos), máquina registradora, aire acondicionado y ventilación y equipamiento de cocina (horno, cocina, barbacoa, fregadero, etc.), utensilios, menaje, etc.
Según el estado del local la inversión inicial para iniciar un negocio de este tipo puede oscilar entre los 20.000 a 40.000 euros.